Una noche única, divertida, emocionante y para el recuerdo. Millones de gracias a todas las personas que han colaborado a que hoy haya existido magia. ¡Viva el cine y viva Soria!